MBA trabajo en equipo
MBA: trabajo en equipo


Hola!! Hace ya mucho (demasiado) tiempo desde la última entrada en el blog, ya lo sé… La verdad es que el segundo período en mi MBA en IE Business School fue muy intenso, con muchos exámenes que preparar y, tras el mes de parón en verano, perdí el ritmo. Pero ya estoy de vuelta y tengo un montón de cosas que contarte.

Voy a empezar hablando de los equipos de trabajo en un MBA, algo que tiene más miga de lo que se parece. Descubrirás que, además de todo el trabajo individual a realizar, en un MBA se hace mucho énfasis en el trabajo en equipo. Además, intentaré explicar cómo, desde mi punto de vista, el cambio de equipo es algo necesario y positivo, y cuál es la radiografía de un equipo.

 El equipo. Una segunda familia

La ayuda del equipo, esencial

En un MBA, sin equipo, estás perdido

Vale, pensarás que me estoy pasando y quizás tengas razón. Pero si has cursado un MBA, o te lo estás planteando, seguramente estés algo de acuerdo con este título. Yo estoy cursando un programa part-time (clases los viernes por la tarde y los sábados) y, aún así, paso muchísimo tiempo con mis compañeros. Es muy habitual tener una o varias videoconferencias por semana, cuando no resulta práctico reunirse en persona (es habitual que algún miembro del grupo no resida en Madrid). Hay mucho trabajo que sacar adelante, todos trabajamos y algunos tenemos familia (sólo de pensar en los compañeros que han sido padres durante el curso, me dan escalofríos), con lo que el tiempo se convierte en un recurso escaso.

¿Cómo creo mi grupo?

OK, antes de nada: en un MBA no hay grupos, hay equipos. Cuanto antes te mentalices y comprendas la diferencia, mejor. Como te decía, hay que sacar adelante mucho trabajo y, aunque algunas materias se te den bien, habitualmente te toparás con algo que te traiga de cabeza y necesitarás ayuda. Hay que apoyarse en el equipo para ser capaz de lograr los objetivos. Quienes pretendan enfrentarse a esto individualmente, a lo John Wayne, fracasarán y, lo que es peor, se convertirán en un lastre para su equipo.

Por otra parte, los equipos los escoge la dirección del programa. Punto. Esto no es un patio de colegio en el que escoges a aquél que te cae mejor para tu equipo (por otra parte, cuando se comunican los equipos, sólo hará unas 24h que conoces a tus compañeros, como mucho). Hay todo un grupo (seguramente, también un equipo) detrás del proceso, que trata de equilibrar el mix de experiencia y formación. Si os fijáis en el gráfico, la distribución por estudios en un MBA típicamente es algo así:

Distribución de estudios anteriores al MBA. Fuente: HEC

Distribución de estudios anteriores al MBA. Fuente: HEC

Esto se refleja en los equipos. En mi experiencia, con equipos de 8 personas, solíamos ser 3 ingenieros, 3 licenciados en ADE/Económicas y los dos miembros restantes, representan el resto de orígenes: Biología, Derecho, Arquitectura…

Ahora pensarás “bien, cada uno es fuerte en un aspecto, dividámonos el trabajo según nuestras fortalezas”. Error. En mi opinión (y he de reconocer que hay gente que opina lo contrario), esto no termina de ser una buena idea. Si actúas así, cada uno saldrá sabiendo de lo que ya sabía, y no habrás aprendido de igual manera. Creo que lo ideal es que, para cada trabajo concreto, haya una persona con conocimiento/experiencia de ese tema concreto, y no más. Así, los demás serán capaces de aprender de su compañero, pero tendrán también que investigar y trabajar por su cuenta. Es la manera de que todos crezcamos y aprendamos.

El roce hace el cariño ¿o no?

equipo doce del patibulo

Cada uno ve su equipo de manera diferente 😉

Bueno, pues sí y no… Como siempre que se junta un grupo de personas más o menos numerosas, es inevitable que haya roces. Es necesario que los haya, y me explico: los grupos de trabajo no distan mucho de los que te puedas encontrar en tu vida profesional. No siempre vas a coincidir con gente compatible contigo, e incluso en ocasiones te encontrarás con individuos radicalmente opuestos a ti. De esto también se aprende, de hecho, algunas de las lecciones más importantes que puedes obtener tienen que ver con gestión de conflictos. Habrá gente que quiera asumir el liderazgo, otros que quieran dejarse llevar e incluso gente que se oponga a todo sistemáticamente. Es importante saber vivir con ello y no perder los nervios para llegar a buen puerto, y para esto, no hay recetas mágicas. Cada uno lo descubre a su manera.

Al final, si mi experiencia es significativa, sacarás un puñado de buenos amigos. Es importante involucrarse con el máster: no todo son trabajos, exámenes y demás. Hay tiempo para la diversión, y en estas actividades fuera de clase, aprenderás a conocer a todos tus compañeros y crearás un gran grupo de gente. Para mi, una de las mejores cosas que me voy a llevar en marzo, cuando finalice mi programa, es a esta pequeña familia que hemos creado, el GMBA.

Ya somos un equipo. ¿Por qué nos separan?

Este es uno de los primeros momentos difíciles que vivirás en un MBA. Has conseguido crear un equipo, funcionáis a la perfección juntos y, al terminar el primer período, se disuelven los equipos para formar otros nuevos. ¿Por qué?

Una vez equipo, equipo para siempre

Una vez equipo, equipo para siempre

Bueno, en un programa que va a durar 13 meses (16 si tu especialidad es quincenal, como es mi caso), hay tiempo para todo.En mi opinión, aunque no apetezca cambiar, es necesario. Debes ser capaz de adaptarte de nuevo, descubrir que otra gente ha llegado a conclusiones y organizaciones diferentes, y crear algo nuevo, tomando lo bueno de cada equipo. En nuestra clase, bastante numerosa, éramos 56 personas. Si no hubiéramos realizado el cambio de grupo, probablemente, no hubieras descubierto a mucha gente que vale la pena. Ya sea porque forman parte de tu equipo, o porque eran compañeros anteriormente de alguien en tu nuevo equipo, el momento del cambio termina de abrir por completo a todo el mundo. En el primer periodo, te relacionas con tu equipo y tus compañeros de pupitre (los puestos son fijos para todo el año). A partir del segundo periodo, ya conoces a toda tu clase. Por lo tanto, en mi opinión, un acierto.

Como no quisiera alargarme más, que ya está resultando bastante extenso, lo dejaré aquí por ahora. Como siempre, si tienes alguna duda en particular, puedes expresarla a través de los comentarios de esta entrada. Y, si te ha gustado, ¡no te olvides de compartirla en las redes sociales!

Opt In Image
TE HA PARECIDO INTERESANTE?
SUSCRIBETE Y NO TE PIERDAS NINGUNA ENTRADA!!

Suscríbete y recibe un correo cada vez que se publique una nueva entrada!!!

Colabora y utiliza los botones bajo este cuadro para enviar la entrada a tus redes sociales

The following two tabs change content below.
Francisco Benito López es el creador de este blog y autor pricipal. Ingeniero Industrial. Master en Electrónica. Global MBA en IE Business School y +Module en TI e Innovación Digital. Interesado en tecnología, marketing y negocio. Geek a tiempo completo.

Latest posts by Francisco Benito (see all)

Trackback para esta entrada: aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *