maker logo
maker, la revolución manitas


¡Hola de nuevo! Ha pasado toda una semana desde la última vez que me senté a escribir, y por fin he podido poner un poco de orden en mis ideas, y escoger un nuevo tema, que espero te resulte de interés. Esta vez, voy a hablar del movimiento maker, así que ponte cómodo, y vamos a ver si, entre los dos, averiguamos de qué va todo esto…

¿Qué es eso del movimiento maker?

Para los que no hayáis oído el término con anterioridad, maker es una expresión inglesa que traduciríamos por “inventor”. Pero el movimiento maker va más allá. Si atendemos a la definición que nos da la Wikipedia, diríamos que es

una cultura o sub-cultura que representa una extensión, basada en la expansión tecnológica, de la filosofía hazlo-tu-mismo (DIY, do-it-yourself). Los intereses típicos de la cultura maker incluyen actividades basadas en la ingeniería,  como la electrónica, robótica, impresión 3D y el uso de maquinaria de control numérico, así como actividades mas tradicionales como la metalurgia,  la carpintería y artesanía. Esta subcultura hace hincapié en la aplicación innovadora y única de la tecnología, y fomenta la invención y creación de prototipos. Hay un fuerte énfasis en el uso y el aprendizaje de habilidades prácticas y su aplicación creativa.

Electro-L inicios maker

Electro-L ¡La de horas que le dediqué de niño!

Es decir, que la llamada cultura maker no es más que una evolución del manitas de toda la vida. Esa gente que bajaba al garaje de su casa a arreglar una bici, reparar un grifo, o trastear con una radio estropeada. Todos esos niños, sin duda influenciados por McGyver y El Equipo A que se dedicaron a desmontar coches de radiocontrol y robots de juguete, y que jugaban con LEGO y Meccano.

Para muchos, esto no se quedó en un entretenimiento de infancia. Ya fuera enfocando su formación a través de diversas ingenierías, o de manera autodidacta, muchos de esos niños se convirtieron en makers adultos. Con el auge de internet y la globalización, comenzaron a formarse auténticas comunidades en las que aprender y enseñar todas estas habilidades.

Maker Faires, Hackerspaces y Makerspaces. América, tierra de oportunidades

Como siempre, en España vamos años por detrás de otros paises en cuestión de tecnología. En este caso, el hogar del maker, de donde comienza a llegarnos tímidamente esta corriente, es Estados Unidos.

Los yankees, concienciados como nadie con la importancia de los emprendedores y la innovación, llevan años fomentando en sus institutos este tipo de movimientos. Ya sea a través de ferias o concursos de inventores, clubs de científicos, revistas para niños… Si nos fijamos, lo hemos visto a través de las películas en infinidad de ocasiones y, lo mejor de todo, es que ocurre de verdad. Padres que restauran un coche con su hijo, o le ayudan a construirse un avión de radiocontrol, proyectos de ciencia que son reconocidos, clubes de inventores… Todo aquello que aquí se tacha de friki o rarito, es promovido al otro lado del charco. Y así nos va… todos esos raritos con el chaleco de rombos, la ortodoncia y las gafas de pasta, dirigen hoy en día multinacionales que han colado sus productos en todos nuestros hogares.

wargames maker hacker subculture

Wargames, la película que nos acercó al hacker en los 80

Pero hoy en día esto va más allá. Existe una multitud de canales para que los jóvenes (y no tan jóvenes) hackers y makers puedan realizarse.

En primer lugar, está la revista Make, auténtico estandarte de la cultura maker, y un auténtico tesoro repleto de tutoriales y recursos para el maker. Más aún, la revista que lleva editandose desde 2005, es la anfitriona de las llamadas Maker Faires. Estos eventos, auténticas celebraciones del movimiento maker, que comenzaron a realizarse en Estados Unidos, están llegando ya a lugares tan diversos como Alemania, Reino Unido, Jerusalén, Ghana, Kenia o Singapur.

Los Hackerspaces o Makerspaces son un lugar de reunión y trabajo para toda la comunidad maker, y una auténtica tendencia en plena expansión hoy en día. Básicamente, son talleres, con más o menos recursos, regentados por las comunidades locales de hackers/makers y en los que se celebran reuniones periódicas donde mostrar los últimos inventos, o aprender las últimas técnicas. Típicamente, consistirán en un local con uno varios ordenadores, equipo de soldadura, una fresadora CNC y, con suerte, un equipo de impresión 3D. Aquí, el principal activo es la creatividad de sus integrantes. Si quieres consultar la existencia de un hackerspace cerca de ti, puedes hacerlo en esta lista. Créeme, te sorprenderá saber lo cerca de ti que existe uno sin que lo supieras. Si tienes alguna inquietud maker, es el mejor sitio para dejarte caer y comenzar a aprender.

Maker Faire 2009: una celebración a lo grande.

El movimiento maker: del garaje al sillón del CEO

Seguramente, ahora estás pensando que todo esto está muy bien, pero que no dista mucho de las reuniones de los boy-scouts o la catequesis de los domingos. Error. Vamos a repasar unos cuantos casos sonados de makers adolescentes que han llegado a lo más alto, y no olvidemos que hoy en día, centros de renombre como el MIT apoyan plenamente este movimiento maker.

Steve Wozniak, The Woz. Si bien cuando oimos hablar de Apple, todos pensamos inmediatamente en Steve Jobs, realmente el alma detrás del Apple-I y el Apple-II, los ordenadores que revolucionaron la informática de la época, y lanzaron a la firma de la manzana mordida a la primera línea, era este estudiante de Berkeley. Wozniak era un activo miembro de la comunidad hacker de los 70, perteneciendo a clubes de informática, e incluso rayando la ilegalidad al desarrollar las blue boxes, para realizar llamadas telefónicas sin coste.

Bill Gates, amado por algunos, odiado por otros tantos, es otro claro ejemplo de maker. Con tan solo 13 años, ya exploraba lenguajes de programación como BASIC, Lisp o Fortran. Esa inquietud adolescente, que le llevó a colaborar con varias empresas incluso antes de ingresar en Harvard, finalmente se convirtió en un modo de vida que le llevó a ser uno de los hombres más ricos del planeta, y el mayor filántropo también (para que aquellos que le odian, se lo piensen un poquito más, jejeje).

 

OSHW maker revolution

Open Hardware

Limor Fried, Lady Ada. Un ejemplo de nuestros días: esta joven estadounidense, tras graduarse en Ingeniería Eléctrica por el MIT, fundo Adafruit Industries. Una compañía de venta online de kits electrónicos que ofrece una gran cantidad de material gratuito para el aprendizaje de la electrónica, y soporta de manera activa a la comunidad maker. También es una de las promotoras de la iniciativa del Open Source Hardware, una inciativa de la comunidad maker que, si os interesa, comentaré en otra ocasión.

Nathan Seidle, fundador de Sparkfun Electronics, otro joven Ingeniero Eléctrico de Boulder, Colorado que decidió fundar una pequeña compañía para vender kits de electrónica y accesorios de Arduino, y que en 10 años se ha convertido en un gigante de la distribución electrónica para amateurs. Nathan es un maker activo, que devuelve a la comunidad parte de sus ganancias todos los años en forma de Free-Days a través de su compañía, y promueve la cultura maker a través de una competición de vehículos autónomos y una gira por EEUU de su compañía para llevar el aprendizaje de la electrónica a los niños de las escuelas.

 El maker español ¿rara avis?

No puedo ocultar mi envidia por la cultura americana en este aspecto. Mientras que ellos celebran ferias, competiciones, encuentros, etc. y disfrutan de gran cantidad de medios, el maker español es un individuo, generalmente aún universitario, que lucha por desprenderse de la etiqueta de friki, mientras se reune con unos cuantos chalados más en un local (si es que tienen esa suerte) para charlar sobre las últimas innovaciones tecnológicas, o tratar de sacar adelante algún proyecto con los pocos medios de que disponen.

Afortunadamente, hoy en día existen muchos más recursos que hace un par de decadas. Gracias a internet, los grupos maker se benefician de l aprendizaje de otros, y la capacidad de difusión que proporciona la red, está haciendo que las iniciativas maker gocen de una relativa buena salud. De todos modos, mientras no se fomente desde los colegios la inquietud por fabricar, por aprender, quedará siempre un largo camino por delante.

Para terminar, os dejo con un enlace a una iniciativa genial que ¡cómo no! está surgiendo en EEUU. Se trata de una petición para llevar el aprendizaje de la programación informática a las escuelas, como una asignatura obligatoria. Nuestros vecinos del otro lado del charco saben que el futuro va a ser un mundo software, y quieren que sus próximas generaciones estén preparadas para vivir en el –y para liderarlo– por eso, desde empresarios de éxito, grandes estrellas y deportistas, todos apoyan esta iniciativa ¿No os da un poco de envidia? ¡A mi si!

Opt In Image
TE HA PARECIDO INTERESANTE?
SUSCRIBETE Y NO TE PIERDAS NINGUNA ENTRADA!!

Suscríbete y recibe un correo cada vez que se publique una nueva entrada!!!

Colabora y utiliza los botones bajo este cuadro para enviar la entrada a tus redes sociales

The following two tabs change content below.
Francisco Benito López es el creador de este blog y autor pricipal. Ingeniero Industrial. Master en Electrónica. Global MBA en IE Business School y +Module en TI e Innovación Digital. Interesado en tecnología, marketing y negocio. Geek a tiempo completo.

Latest posts by Francisco Benito (see all)

Trackback para esta entrada: aquí

Un pensamiento en “maker, la revolución manitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *